695 16 16 73    info@inmastel.com

El marketing de las rebajas

El marketing de las rebajas

Posted by

Nombrar la palabra “rebajas” ya desata el interés de los consumidores. Es esa época del año tan importante para las tiendas y en las que éstas logran obtener grandes beneficios.

Las rebajas en sus inicios comenzaron con la creación y propagación de las grandes superficies. Sus creadores se dieron cuenta del gran impacto que supondría vender productos a bajo precio durante un tiempo limitado. No importaba que algunos productos tuvieran un precio bajísimo si conseguían que los compradores llevaran consigo otros muchos productos que seguro no eran ni necesarios. Con el tiempo lo consiguieron.

Desde aquel momento las rebajas ya disponen de fechas programadas, aunque varios negocios llevan a cabo campañas de rebajas en otras épocas del año ( por ejemplo el Black Friday o los días sin IVA). Sin embargo, estas campañas no consiguen acabar con el interés que suscitan las rebajas de invierno y verano, que siguen siendo las más disfrutadas en familia

Los comercios ansían que llegue el momento de iniciar las campañas y los consumidores también impacientes esperan su llegada, pero ya no es por conseguir un precio bajo, actualmente se ha convertido en una tradición para todos nosotros

Las personas disfrutamos cuando estamos de rebajas, sabemos que todo será más barato y no nos importa esperar largas colas o incidentes desagradables que puedan surgir. Incluso hay una tendencia cada vez más seguida de ir de rebajas con ciertos conocimientos adquiridos a través de internet sobre moda, tendencias…queremos tener claro qué comprar y a qué precios.

Cómo reaccionan las empresas

Somos los consumidores los que decidimos el éxito de las rebajas, sin embargo, quienes mandan aquí y salen ganando son los negocios que las llevan a cabo. Los compradores ya vamos influidos y deslumbrados porque lo que nos empuja al principio es la tentación de comprar, llevando a casa productos que ni necesitamos debido a esas ganas de comprar compulsivamente, y eso las tiendas lo saben, por ello inventan tácticas específicas para aumentar la compra compulsiva en rebajas

Usan los precios psicológicos: los precios con decimales son mucho más interesantes que los importes íntegros, aunque la diferencia radique en unos pocos céntimos.

Utilizan música concreta para estimular al consumidor y empujar las ventas.

Colocan los productos cuya compra se quiere fomentar en posiciones muy concretas.

Cambian el orden de los productos, utilizando mesas con productos de “saldo”.

Carteles y mensajes para recordar al consumidor que los descuentos y los productos son limitados, asi que en pocos días ya no estarán disponibles.

Todas estas estrategias llevan un nombre: neuromarketing: se juega con el subconsciente del consumidor para incentivar su compra impulsiva. Pero los consumidores cada vez somos más críticos con las empresas y los tiempos de rebajas.

En resumen, las épocas de rebajas tienen gran valor pero siempre que las marcas cumplan con sus promesas y no intenten engañar al consumidor ofreciendo los mismos precios de siempre con la coletilla de “precio en oferta”. La confianza del consumidor es muy importante así que deben cuidarla porque, los beneficios que pueden llegar en el período de rebajas, si no se trabajan correctamente, pueden acabar causando pérdidas a largo plazo a causa de clientes insatisfechos.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*